EPI ®

La electrólisis percutánea intratisular (comúnmente conocida como EPI®) es una técnica de fisioterapia invasiva basada en aplicar una corriente galvánica a través de una aguja para producir localmente una reparación del tejido blando afectado y una reorganización de las fibras afectadas.

Se lleva a cabo con la ayuda de un ecógrafo que nos guía durante todo el proceso para garantizar la exactitud en la aplicación.

Quienes se benefician especialmente de este tratamiento: todo tipo de tendinitis o tendinosis (especialmente de rotuliano, aquiles, epicondilitis, manguito rotador y fascitis plantares) y personas con dolor muscular de origen en puntos gatillo.