VENTOSAS

Es una práctica ancestral que consiste en aplicar ventosas –normalmente elaboradas con cristal o plástico– sobre el cuerpo del paciente, y hacer con ellas un efecto de vacío mediante el que la ventosa se adhiere al cuerpo y succiona la piel y parte del músculo, abriendo los poros y estimulando la circulación sanguínea y linfática.

Pueden aplicarse en puntos de acupuntura así cómo en las inserciones musculares, en las articulaciones y en zonas de contractura.

Sus efectos son inmediatos y pueden utilizarse en lumbalgias, cervicobranquialgias, asma, dolor localizado de larga evolución y mucho más. Sus principales efectos son:

1.-Efecto reflexológico. Actúa en las zonas reflejas de los órganos.

2. Efecto relajante muscular y descontracturante de tendones.

3. Efecto analgésico y antiinflamatorio.

4. Estimula el metabolismo y elimina toxinas acumuladas.

5. Regula el sistema nervioso y aumenta las defensas.

6. Efecto anticelulítico. Ayuda a eliminar la grasa.

7. Previene el envejecimiento y aparición de arrugas.

Ventosa Pérez y Salcedo