La pandemia por COVID-19 ha dejado que miles de millones de personas mayores y vulnerables se encuentren en condiciones de distanciamiento social, aislamiento o cuarentena. El acatamiento de estas medidas ha modificado indudablemente los hábitos habituales de nuestros mayores. Y esto inevitablemente trae consigo importantes riesgos para la salud, relacionados con la disminución de la actividad física y el aumento del sedentarismo, un enemigo silencioso, que puede resultar realmente perjudicial en el cuerpo humano con importantes efectos negativos como la aparición de dolores musculares y la aceleración de la degeneración muscular.

En Pérez y Salcedo contamos con un amplio equipo de profesionales sanitarios que ayudan a cada paciente sea cual sea su dolencia o molestia y somos conscientes de los inconvenientes que tienen las personas mayores o con dificultad de movimiento para acudir a nuestras sesiones de fisioterapia, por eso ponemos a tu disposición el servicio de fisioterapia en tu propio domicilio. Muchos de nuestros mayores y sus familiares ya han confiado en nosotros y han querido que vayamos a sus viviendas, para adaptarles un programa individualizado, personalizado y adaptado a sus necesidades, con el que han obtenido en muy poco tiempo cambios en sus vidas sorprendentes “como andar por su domicilio con firmeza” o “el salir a la calle con seguridad” para ello el fisioterapeuta utiliza el ejercicio físico como parte de la recuperación, con esta acción nuestros mayores han encontrado en ella una actividad diferente, que les ha ayudado a salir de su monótona rutina, mejorar la salud física y mental.

La Fisioterapia es un apartado muy importante para mejorar y aumentar su calidad de vida, los efectos positivos son físicos como psíquicos. Los beneficios son muchos, pero vamos a señalar los más destacados: mejora de la masa muscular, la capacidad respiratoria, la funcionalidad, el estado anímico, el equilibrio, la coordinación, previene problemas de salud cardiovasculares y la prevención de otras dolencias, aumento de la condición física que se ha perdido durante estos meses de inactividad y también por la edad de las personas.

Si no se hace caso entramos en la comodidad y tendremos problemas que no se solucionaran y que a lo mejor estamos realizando prevención del coronavirus porque el paciente se está quedando en casa y no se está exponiendo, pero también tenemos en contra otros problemas de salud que pueden tener incluso consecuencias mucho más graves pero que ahora mismo no somos conscientes de ello.

No esperes más tiempo y contacta con nosotros para que podamos cuidar la salud de nuestros mayores, pide cita con nuestros especialistas para que vallan a tu domicilio con la comodidad de realizar el tratamiento en vuestro propio hogar. Puedes contactar con nosotros por teléfono o pedir cita Online el día y la hora que desees, o si lo prefieres puedes venir a nuestras instalaciones y pedir cita presencialmente y empezar el tratamiento cuanto antes.

 

«Cuida de quien ya cuido de nosotros»

Abrir chat