FISIOTERAPIA PEDIÁTRICA EN CÓLICOS

¿Qué es?

 

La Fisioterapia Pediátrica, es una de las disciplinas de la Salud, que se encarga del asesoramiento, tratamiento y cuidado de aquellos bebés o niños (menores de 7 años) que presentan problemas, desórdenes, enfermedades o alteraciones que pueden ser sanadas, controladas o aliviadas por expertos fisioterapeutas y/o el uso de equipo especializado.

En Pérez y Salcedo, contamos con grandes especialistas en fisioterapia pediátrica, con más de 6 años de experiencia, que dan respuesta a los niños y sus familias que puedan presentar algún tipo de problema.

Somos conscientes de que no tratamos piernas y brazos, sino que tratamos personas en desarrollo, por lo que es necesario tener en cuenta varios aspectos y obtener un buen examen y una buena valoración previa.

 

La Fisioterapia Pediátrica es necesaria en todas las patologías existentes, pero ¿pueden nuestros fisioterapeutas ayudar a niños sanos? ¡Por supuesto que sí! Disponemos de toda una parte de prevención y asesoramiento de la que puede beneficiarse cualquier familia. Podemos aconsejar sobre manejo de los bebés, posturas más adecuadas, nutrición madre o bebe… Y cuando los niños son un poco más grandes, también disponemos de varios programas de prevención de lesiones, escoliosis…

 

Cólicos. Definición y causas

 

Los cólicos del lactante, son típicos en los primeros meses de vida, y se definen como episodios de llanto intenso y prolongado sin causa aparente, en un bebé sano y bien alimentado.

Para que nos hagamos una idea de esta definición, es un llanto intenso que se da, habitualmente a últimas horas de la tarde, principios de la noche.

Todos los bebés lloran y se ponen inquietos a veces, pero cuando un bebé, que por lo demás está sano, sufre varios episodios de inquietud, llanto agudo y dificultad para que lo tranquilicen, es un signo de cólico. Tenemos que decir, que el cólico del lactante no suele tener importancia médica, y acaba desapareciendo por sí solo, pero para nuestro bebé puede ser muy doloroso.

Los cólicos, suelen empezar entre el primer y segundo mes de vida y acaban cuando el bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad. Si nuestro bebé sigue llorando excesivamente después de esta edad, la causa de sus llantos podría ser otro problema de salud.

 

No se sabe a ciencia cierta cuál es la causa exacta del cólico, pero puede ser que varios factores estén implicados:

  • Factores digestivos: Para muchos, los cólicos se deben a contracciones espasmódicas del músculo liso del intestino, favorecidas por la inmadurez del aparato digestivo de los lactantes. También podría influir la dificultad para expulsar los gases o alteraciones de la flora intestinal, tomas muy seguidas, reflujos…
  • Factores dietéticos: nutrición de la madre, lactancia del bebé de forma mixta o lactancia de fórmula.… Eso explica que los lactantes afectados a veces mejoren al usar una fórmula láctea especial o al retirar los lácteos de la dieta de la madre si recibe leche materna.
  • Factores hormonales: Puede existir, por parte del bebé, una hipersensibilidad ante determinados problemas endocrinos de la madre.

Síntomas

 

Lo característico de los cólicos del lactante son ataques de llanto de inicio repentino, más frecuentes durante la tarde y la noche, que pueden durar desde unos minutos a varias horas. El bebé suele encoger las piernas sobre el abdomen y cerrar los puños, manteniéndose vigoroso y con la cara enrojecida por el esfuerzo. También pueden ser síntomas los reflujos constantes, abdomen duro o que realice pocas deposiciones.

Tratamiento fisioterapéutico

 

En Pérez y Salcedo, sabemos cómo ayudar a tu bebe.

 

 

En primer lugar, realizamos un análisis general, muy importante a la hora de prevenir problemas digestivos, respiratorios o de conducta (nerviosismo).  Una vez descubierta la causa del problema, utilizamos diversas técnicas, como craneosacra o terapia fascial, para ayudar a equilibrar el sistema neurovegetativo del bebé, para eliminar restricciones y tensiones de los tejidos relacionados con el sistema digestivo o dar consejos en el caso de que el problema pudiera venir de un mal agarre al pecho, la alimentación de la madre…

Nuestros tratamientos son realizados por fisioterapeutas titulados y especialistas en fisioterapia pediátrica, los cuales después de realizar el tratamiento, el cual es totalmente indoloro para nuestro bebé, enseñarán a los papás ejercicios y técnicas para realizar en casa y así hacer el tratamiento más efectivo.

 

 

 

Sabemos que la fisioterapia pediátrica es una herramienta muy efectiva, por eso desde Pérez y Salcedo te ofrecemos el mejor servicio, no sólo en el tratamiento de cólicos sino en el tratamiento de otras patologías pediátricas (como pueden ser bronquiolitis, plagiocefalias (deformidades del cráneo), reflujo o escoliosis, con rápidos resultados y el beneficio que genera no sólo en los bebés sino también en su familia.

Pérez y Salcedo

Si tienes un bebé que crees pueda estar padeciendo cólicos u otras patologías pediátricas, pide cita con nuestro fisioterapeuta, Luis Comunión. (Especialista en pediatría)

Fisioterapia Pérez y Salcedo · Portales 53, bajo · Logroño · 941 23 79 47

 

Abrir chat